Estafas más habituales en instalaciones de placas solares

Estafas más habituales en instalaciones de placas solares

Tipos de estafas en las instalaciones fotovoltaicas

Cada vez son más los consumidores que se suman a la tendencia del autoconsumo solar, de hecho, según el último “Informe Trimestral de la Reforma” publicado por el portal Habitissimo, la demanda de placas solares en viviendas particulares creció un 29% a lo largo del año 2022.

Y, como ocurre con todas las novedades del mercado, siempre hay alguien dispuesto a sacar tajada y aprovecharse del desconocimiento de los consumidores. Cada vez suenan más los casos de fraudes relacionados con el autoconsumo solar; el más famoso ocurrió este pasado agosto, cuando más de media docena de vecinos de una comunidad catalana denunció una estafa de 100.000€ por parte de una empresa de instalación de paneles solares.

Por tanto, aunque el mercado español cuenta con grandes profesionales en los que confiar para realizar instalaciones placas solares de gran calidad y seguridad, es importante tener claros ciertos conceptos que permitirán evitar caer en cualquier engaño.

Tipos de estafas en las  instalaciones fotovoltaicas y cómo evitarlas

1. El presupuesto más barato es el mejor

Una instalación fotovoltaica tiene un coste aproximado de entre los 3.000€ y los 8.000€, por lo que es importante  comparar los precios de diferentes empresas instaladoras antes de decantarse por una u otra. Pero un coste más bajo no significa siempre que sea una mejor opción; hay que huir de aquellas ofertas que prometan, como se suele decir, champán a precio de agua. Hay compañías que, con tal de abaratar al máximo sus precios, empiezan a ahorrar en la calidad de los materiales, lo que a la larga puede incrementar los costes por tener que empezar a sustituir piezas de la instalación mucho antes de lo habitual.

2. ”Ofertas a puerta fría”

Actualmente, la comercialización de energía eléctrica y gas con el método “puerta a puerta” es ilegal en España, por tanto, nunca se debe recurrir a este tipo de negocios. Las empresas deben contar con instalaciones físicas a las que poder acudir para comprobar que existen realmente.

3. Cuantas más placas solares, mejor

Algunas compañías, para incrementar la inversión en la instalación fotovoltaica, animan a los consumidores a instalar placas de más, generalmente con la excusa de que así se aseguran tener cubierta toda su demanda energética, y convenciéndoles de que el excedente podrá verterse a la red a cambio de una compensación económica por parte de la comercializadora. Pero ahí está la trampa. Las compañías eléctricas, solo compensan los excedentes hasta un máximo correspondiente a lo consumido. Es decir, si una instalación produce 8.000kWh anuales, pero solo se consumen 3.000 kWh,  la compensación no podrá sobrepasar ese límite salvo que el consumidor se registre en la modalidad de productor.

4. Ayuda con los trámites sí, pero con pruebas

 Se debe verificar que el lugar donde se van a instalar las placas solares sea apto legalmente antes de iniciar el proceso de instalación. Y, aunque  la empresa instaladora se encargue de todos los trámites burocráticos necesarios para su puesta en marcha, siempre hay que asegurarse de tener los comprobantes que garanticen que se cumple con la legalidad durante todo el proceso.

5. Ofertas Flash

 Hay empresas que suelen utilizar este método de presión para que el consumidor tome una decisión de manera precipitada. Otra cosa son las ofertas de packs y descuentos que suelen tener las comercializadoras, por ejemplo, cuando se contrata con ellas la instalación completa, pueden ofrecer tarifas de red eléctrica interesantes, o incluir también seguros de mantenimiento con descuentos. No obstante, nunca forzarán a un usuario a tomar una decisión en menos de 24 horas.

Consejos para elegir paneles solares de calidad

  1. Certificado PV Power Controlled: se recomienda verificar que la instalación traiga consigo el certificado PV Power Controlled y así asegurarse de que los paneles solares tengan al menos la potencia indicada en las características de dicho certificado.
  2. Estado de las células: revisar el estado de las células también es recomendable, ya que algunas pueden tener pequeñas fisuras que afectan el rendimiento y la producción de energía.
  3. Expertos en el área: se aconseja comprar paneles solares a compañías conocidas o acudir a los expertos en el área para que puedan garantizar que los productos son de calidad. Lo recomendable es trabajar con fabricantes que lleven, al menos, 15 años en activo.
  4. Tiempo de garantía: hay que fijarse en el tipo de garantía tiene un panel solar. Dicha garantía tiene que cubrir tanto el producto en sí como su rendimiento.

¿Cuáles son las garantías de un panel solar?

La garantía de un panel solar cubre la integridad del mismo y además lo protege si surgen problemas de fabricación, desgastes prematuros, etc.

Un panel solar puede tener dos garantías: la de rendimiento (o llamada de potencia) y la de producto (o también llamada de defectos materiales).

  • Garantía de rendimiento: por lo general, garantiza el 90% de la producción a los 10 años, y el 80% a los 25 años.
  • Garantía de producto: suele garantizar entre 10 y 12 años sin ningún fallo.

Estos son los tipos de garantía y su duración de un panel solar a nivel general:


¿Tienes alguna duda? ¡Acude a nosotros a través de nuestro Buzón del Experto! Estaremos encantados de responderte.

Últimos posts

¿Cómo se compensan los excedentes de autoconsumo?

La energía sobrante de las placas solares, ¿qué hacer...

¿Qué pasa con la energía sobrante de las placas solares?

La energía sobrante de las placas solares, ¿qué hacer...

La calefacción con placas solares: tipos, precio y ahorro

La calefacción con placas solares: tipos, precio y ahorro Las...

¿Cuánto contaminan los paneles solares?

¿Por qué los paneles solares contaminan? Con la subida de...