Autoconsumo Residencial: conectado o aislado

Autoconsumo Residencial: conectado o aislado

Instalación fotovoltaica conectada o aislada: diferencias y beneficios

Una de las dudas más comunes a la hora de pasarse al autoconsumo eléctrico, ya no es sobre la tipología de las placas o el coste de la instalación, es también sobre los tipos de autoconsumo. Te contamos en este post las diferencias entre el autoconsumo eléctrico conectado a la red y el aislado.

¿Qué es el autoconsumo?

El autoconsumo es una forma de producción eléctrica para el consumo propio a través de fuentes de energía, como pueden ser las placas solares o las estaciones eólicas.

Gracias a la derogación del llamado “impuesto al sol” en 2018, la instalación fotovoltaica ha aumentado en los últimos años. Gracias a los 300 días de sol que tenemos de media  en España, muchos son los que han visto en esta forma de energía renovable, una alternativa para reducir su factura de la luz a la vez que eres sostenible.

Tipos de autoconsumo

Existen diferentes tipos de autoconsumo solar, dependiendo de la ubicación de la propia instalación o si esta conectada a la red eléctrica o no.

Residencial conectado o aislado

El autoconsumo residencial se divide en autoconsumo conectado a la red o aislado.

  • El autoconsumo conectado a la red consiste en la una instalación de 2 conexiones: una al sistema eléctrico de la vivienda y otra a la red de distribución, propiedad de una compañía eléctrica.
  • El autoconsumo aislado es la desconexión total de la red de distribución, por lo que si no dispones de baterías que almacenen la energía no consumida, no podrás disponer de energía eléctrica.

Autoconsumo individual o compartido

  • En el autoconsumo compartido es cuando la misma instalación están conectadas varias viviendas o una comunidad de vecinos.
  • El autoconsumo individual es el que abastece las viviendas unifamiliares.

Industrial o para empresas

Otra opción en la mesa es el autoconsumo industrial, una alternativa que consideran más y más empresas gracias al ahorro que supone en las facturas. El funcionamiento es prácticamente el mismo.

Autoconsumo fotovoltaico aislado

Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico aislado son aquellas en las que no existe capacidad física de conexión eléctrica con la red de distribución. Es decir, ser completamente autosuficiente y no depender en absoluto de la red eléctrica para cubrir tu demanda energética.

Ventajas del autoconsumo fotovoltaico aislado

La ventaja, principal, de este tipo de instalaciones es conseguir independizarse de la empresa eléctrica y decir adiós a la factura de la luz.

Para ello necesitarás, a parte de una instalación fotovoltaica,

  • Conocer el voltaje que vas a trabajar.
  • El regulador de carga para controlar le proceso de carga de los acumuladores.
  • El inversor, para convertir la corriente continua de la batería en alterna.
  • Cargadores de baterías compatibles con la tensión y el tipo de batería que emplees.
  • Las baterías para poder consumir en diferido la energía generada a lo largo del día.

Inconvenientes del autoconsumo fotovoltaico aislado

Y con todo, también existen una serie de contrapartidas que conviene analizar desde una perspectiva rentable y práctica.

  • La vida útil de las baterías depende del tipo que escojamos, pero ronda los 3 y 15 años, y en algunos casos su precio supera los 1.000 euros por kWh instalados. Por ejemplo, as baterías monoblock, que suelen ser las más asequibles, tienen una vida útil de 3-5 años y producen vapores tóxicos.
  • El precio final de la instalación puede rondar los 3.000 y 15.000 euros, dependiendo del número de baterías que necesitemos.

Por el momento, este tipo de instalaciones no son rentables por el coste de las baterías y lo generadores, mientras que para aquellos lugares donde no llega la red eléctrica, sí que compensaría.

Autoconsumo fotovoltaico conectado a la red

El autoconsumo fotovoltaico conectado a la red, tanto para una vivienda como para una empresa, es aquél que comparte infraestructuras y algún tipo de conexión eléctrica con la red de distribución.

Tipos de autoconsumo fotovoltaicos conectado a la red

Dentro del autoconsumo con conexión a la red encontramos dos tipos:

  • Autoconsumo con excedentes: según esta opción, se inyecta el excedente a las redes de transporte y distribución. Este tipo de autoconsumo puede ser con acogida a compensación o sin compensación. Es decir, o bien se negocia una compensación en la factura eléctrica con la comercializadora, o si no se puede vender la energía sobrante directamente a la red.
  • Autoconsumo sin excedentes: en esta modalidad, la instalación cuenta con un sistema antivertido que impide la inyección de energía eléctrica excedentaria a la red de transporte o de distribución. No obstante, la energía excedentaria se puede almacenar en baterías para su uso futuro.

Ventajas del autoconsumo fotovoltaico conectado a la red

Se puede consumir tanto la energía producida por la instalación solar, como también recurrir cuando se necesite a la red eléctrica.

Además, este modelo incluye el sistema de compensación por excedentes, con el que se puede, o bien optar a una compensación económica en la factura eléctrica, o también vender la energía directamente a la red.

Inconvenientes del autoconsumo fotovoltaico conectado a la red

En esta modalidad de autoconsumo con compensación consiste en verter a la red la energía sobrante de tus placas solares, es decir, por cada kWh que inyectas a la red, la compañía te descontará del consumo de tu factura el precio que acordéis.

Dicho descuento tiene un límite: la energía consumida. Por lo que nunca nos va a salir en negativo, lo máximo que podemos obtener es que nuestro consumo de factura sea cero.

No obstante, el resto de los costes fijos, como la potencia, el alquiler del contador y los impuestos, deberás seguir pagándolos.

Lo más preguntado

¿En qué caso se pueden obtener compensaciones para los excedentes?

Las compensaciones se pueden obtener solo si la instalación fotovoltaica de autoconsumo es inferior a 100 kW y conectada a la red eléctrica. En caso de superar los 100 kW no se pueden obtener compensaciones por el excedente producido.

¿Puedo obtener compensación de excedentes si el sistema es aislado?

No. La compensación de excedentes se puede obtener solo si el sistema fotovoltaico está conectado a la red y vierte los excedentes producidos.


¿Tienes alguna duda concreta? ¡Acude a nosotros a través de nuestro Buzón del Experto! Estaremos encantados de responderte.

Últimos posts

Cómo aprovechar la energía solar para afrontar la compensación al gas

El autoconsumo solar y el tope al gas ¿cómo...

Mantenimiento de placas solares: quién se encarga y precios

¿Qué mantenimiento necesita mi placa solar? Los paneles solares son...

Real Decreto 244/2019 para instalar placas solares

Normativa para la instalación de placas solares Esta normativa certifica...

Tipo de subvenciones en la Comunidad de Madrid

Ayudas para el autoconsumo fotovoltaico en Madrid La Comunidad de...